Reflexiones sobre emprendimiento comunitario y desarrollo local

Magdalena Emilia Ordoñez-Gavilanes
Renán Teodoro Rodríguez-Pillaga
Cristina Guadalupe Ordóñez-Espinoza

El emprendimiento puede ser visualizado desde míºltiples disciplinas y distintas perspectivas, sin embargo el fin íºltimo de este proceso es la generación de ingresos, empleo y bienestar, constituyéndose en uno de los factores que impulsa el desarrollo de una región. En este contexto se presenta un trabajo de investigación que describe las categorí­as de estudio desde la revisión de fuentes bibliogróficas, permitiendo reflexionar sobre la sinergia ente el emprendimiento y el desarrollo local, a partir del pensamiento schumpeteriano, concretamente desde la teorí­a de destrucción creativa, lo que permitió proyectar al emprendedor como actor principal en el escenario de la innovación, protagonista del desarrollo local, mós aun en las comunidades donde su lucha tiene rostro de solidaridad y compromiso con el progreso de su entorno inmediato.

Ciencias económicas y empresariales

Artículo de revisión    

 

Reflexiones sobre emprendimiento comunitario y desarrollo local

 

Reflections on community entrepreneurship and local development

 

Reflexões sobre empreendedorismo comunitário e desenvolvimento local

 

Magdalena Emilia Ordoñez-Gavilanes I
meordonezg@ucacue.edu.ec
https://orcid.org/0000-0001-7860-1314
I.
Renán Teodoro Rodríguez-Pillaga II
 rtrodriguezp@ucacu.edu.ec
https://orcid.org/0000-0002-3740-6755
Cristina Guadalupe Ordóñez-Espinoza III
 cgordoneze@ucacue.edu.ec
https://orcid.org/0000-0001-5781-7781
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


*Recibido: 19 de abril de 2020 *Aceptado: 27 de mayo de 2020 * Publicado: 16 de junio de 2020

 

I.          Magíster en Gestión Empresarial, Ingeniero Empresarial, Aspirante a Doctor en Ciencias Sociales Mención Gerencia de la Universidad de Zulia, Docente Investigadora de la Universidad Católica de Cuenca, Extensión Cañar, Ecuador.

II.       Magíster en Auditoría Integral, Ingeniero Empresarial, Docente de la Universidad Católica de Cuenca, Extensión Cañar, Ecuador.

III.     Magíster en Gestión Empresarial, Ingeniero Empresarial, Aspirante a Doctor en Ciencias Sociales Mención Gerencia de la Universidad de Zulia, Docente de la Universidad Católica de Cuenca, Extensión Cañar, Ecuador.

 

 

Resumen

El emprendimiento puede ser visualizado desde múltiples disciplinas y distintas perspectivas, sin embargo el fin último de este proceso es la generación de ingresos, empleo y bienestar, constituyéndose en uno de los factores que impulsa el desarrollo de una región. En este contexto se presenta un trabajo de investigación que describe las categorías de estudio desde la revisión de fuentes bibliográficas, permitiendo reflexionar sobre la sinergia ente el emprendimiento y el desarrollo local, a partir del pensamiento schumpeteriano, concretamente desde la teoría de destrucción creativa, lo que permitió proyectar al emprendedor como actor principal en el escenario de la innovación, protagonista del desarrollo local, más aun en las comunidades donde su lucha tiene rostro de solidaridad y compromiso con el progreso de su entorno inmediato.

Palabras claves: Emprendimiento; comunidad; innovación y desarrollo local.

 

Abstract

Entrepreneurship can be viewed from multiple disciplines and different perspectives, however, the ultimate goal of this process is the generation of income, employment and well-being, becoming one of the factors that drives the development of a region. In this context, a research work is presented that describes the study categories from the review of bibliographic sources, allowing us to reflect on the synergy between entrepreneurship and local development, based on Schumpeterian thought, specifically from the theory of creative destruction, that allowed the entrepreneur to be projected as the main actor in the innovation scenario, protagonist of local development, even more so in the communities where his struggle has a face of solidarity and commitment to the progress of his immediate environment.

Keywords: Entrepreneurship; community; local innovation and development.

 

Resumo

O empreendedorismo pode ser visto de várias disciplinas e perspectivas diferentes; no entanto, o objetivo final desse processo é a geração de renda, emprego e bem-estar, tornando-se um dos fatores que impulsionam o desenvolvimento de uma região. Nesse contexto, é apresentado um trabalho de pesquisa que descreve as categorias de estudo a partir da revisão de fontes bibliográficas, permitindo refletir sobre a sinergia entre empreendedorismo e desenvolvimento local, com base no pensamento schumpeteriano, especificamente a partir da teoria da destruição criativa, isso permitiu que o empreendedor fosse projetado como ator principal no cenário da inovação, protagonista do desenvolvimento local, e mais ainda nas comunidades onde sua luta é solidária e comprometida com o progresso de seu ambiente imediato.

Palavras-Chave: Empreendedorismo; comunidade; inovação e desenvolvimento local.

 

Introducción

El emprendimiento hoy en día se configura como una temática de gran importancia dentro del contexto mundial por sus implicaciones en la generación del empleo y su impulso al Desarrollo Local.

La actividad emprendedora se visualiza como una característica estructural de las economías latinoamericanas, en parte, como respuesta a los altos niveles de desempleo que enfrenta la región y que a través del autoempleo se convierte en una alternativa para generar ingresos. En América Latina, el 28.7% de la población económicamente activa es auto empleada, el 54.8% es asalariada y el 4% es empleadora (Corporación Andina de Fomento, 2013).

Las nuevas empresas mejoran la productividad agregada en un país, como resultado de una combinación de los factores de producción que provocan un cambio estructural importante. Los productos y servicios que se ofrecen en el mercado permiten un dinamismo que se amplía hacia las industrias proveedoras de insumos, esto estimula la competitividad de los mercados y la innovación en todas sus formas dando paso al crecimiento de la economía.

También las comunidades rurales a través de pequeñas iniciativas productivas gestan procesos de producción, dirigidos a explorar y potenciar escenarios empresariales dinámicos, eficientes, rentables y competitivos, que son conocidos como emprendimientos comunitarios, cuya finalidad está orientada a la solución de los problemas del entorno o mejorar la calidad de vida de un grupo de personas.

En este contexto el objetivo del presente trabajo es presentar una revisión de los conceptos de emprendedurismo, para ello se presentan las principales teorías que lo definen, enfocándose principalmente en el emprendedor rural, posteriormente se desarrolla la temática que trata sobre los factores que inciden en el emprendimiento y se analiza el papel del emprendedor como uno de los actores principales del desarrollo local, involucrando el fenómeno de destrucción creativa de Schumpeter, para explicar la coordinación y auto transformación de los sistemas productivos que contribuyen al desarrollo local, finalmente, se presentan las conclusiones de este trabajo.

Para ello se aborda la temática bajo la perspectiva racionalista, en éste estudio descriptivo, de diseño bibliográfico, se recurrió a una revisión documental de fuentes secundarias: libros, documentos y artículos científicos que describen la temática objetivamente. Se consideró los puntos de vista de reconocidos estudiosos, lo que permitió establecer algunas reflexiones que abordan principalmente el emprendimiento y el desarrollo local.

 

Desarrollo

Emprendimiento

El término “emprendimiento” tiene su origen semántico en la palabra francesa “entreprende”, comprendida en ese entonces como “hacer algo” (Vásquez, 2017). Este concepto se convirtió en un descriptor de la capacidad humana para concretar resultados con eficiencia, eficacia y efectividad, lo que llevó a incorporar el término en la economía desde finales del siglo XVII en el tratado “Ensayo en la naturaleza general del comercio”, del banquero parisino Richard Cantillón (Gama 2004). El término designaba a una persona caracterizada por comprar productos a precios conocidos, para venderlos en el mercado a precios desconocidos; esta concepción asoció al término emprendedor con los elementos conceptuales de recursos y riesgo (Bucardo, Saavedra y Camarena, 2015).

Sin embargo el emprendimiento puede ser estudiado desde diferentes perspectivas que permiten develar distintas concepciones del emprendedor dependiendo del modelo en estudio, razón que permite recalcar lo complejo y variado de su análisis.

Fonrouge (2002) identifica cuatro perspectivas de pensamiento ligadas al estudio del emprendimiento: la comportamental, la cognitiva, la de procesos y la económica. Clasificación que obedece según Mintzberg et al., (1999) a los aspectos estratégicos.

Perspectiva comportamental.- Hace énfasis en la identificación del perfil psicológico del emprendedor exitoso. Los estudiosos de esta perspectiva como Gartner (1985) plantean que existen varios tipos de emprendedores y formas de emprender que se adaptan a las condiciones del entorno en que se desarrollan, por lo tanto menciona que es indispensable considerar la complejidad de la persona, la empresa y el entorno; cualquier modelo que trate de interpretar el emprendimiento debe tener características económicas, sicológicas y sociales, y culturales (Rodríguez, 2009). Considerando al emprendimiento como un evento contextual, resultado de varias influencias.

Perspectiva cognitiva.- Representa una tendencia que se relaciona con los esquemas de comportamiento del individuo, bajo esta perspectiva Fonrouge (2002) desarrolla, dos corrientes: la primera responde a una definición emprendimiento como “eso que es el emprendedor” no se prescribe al estudio de los lineamientos de personalidad como el análisis del lugar de control, de la aversión al riesgo o de los deseos de independencia y la segunda “por eso que hace el emprendedor”, donde se analizan contextos de las representaciones de los fracasos o los éxitos, los resultados deseados, la perseverancia, o la información para la toma de decisiones (Cooper et al., 1995).

Perspectiva de procesos.- Bajo esta concepción humanista, la persona es el centro de atención, estudiando la interrelación entre su desarrollo y la creación de valor económico. Los procesos de emprendimiento se centran a percepción de oportunidades y la creación de empresas, es así que el proceso inicia en el mercado y se dirige hacia el mercado, como proceso empresarial. Se fundamenta en recursos y capacidades, relacionada con la lógica económica, razón por la cual la posición que asume la persona es limitada y reactiva frente a las condiciones del mercado (Rodríguez, 2009).

Perspectiva económica.- Se relaciona a una comprensión del emprendimiento, desde el punto de vista de las acciones del individuo, se concibe al emprendedor como el dinamizador del desarrollo económico (Schumpeter, 1949; McClelland, 1961; Hagen, 1962; Casson, 1982 en Rodríguez, 2009).

 Investigadores como García, Álvarez y Reyna (2007) señalan que el primero en poner de manifiesto que el emprendedor es un ente generador de crecimiento económico fue Schumpeter (1934), quien conceptualiza el término “emprendedor” haciendo énfasis en la innovación, desde el punto de vista de romper con lo tradicional y el liderazgo con talento especial para identificar el mejor modo de actuar, atribuyendo al emprendedor, competencias que lo convierten en un tipo especial de persona, con la habilidad de ver las cosas como nadie más las ve.

 

Desde entonces, se ha enriquecido esta concepción con estudios como los de Johnson y Loveman (1995) que demuestran la importancia del desarrollo de las economías de mercado a través de los emprendedores de éxito, otros investigadores de igual manera aseguran que la creación de nuevos negocios tiene como principal recurso la figura del emprendedor.

Deduciendo entonces a partir de estas reflexiones que la existencia o la falta de emprendimiento es la razón del desarrollo económico de una sociedad.

Con estos antecedentes y bajo la perspectiva económica, la cual se superpone en el presente trabajo, es pertinente analizar al emprendedor comunitario

Emprendimiento comunitario

Concepto

El análisis parte de los conceptos de emprendimiento anteriormente citados y el concepto de comunidad que a continuación se manifiesta:

Se entiende por comunidad, a un “colectivo de personas que comparten un conjunto de intereses, características o necesidades comunes tales como ubicación geográfica, un elemento de desventaja socio-económica o distintas posibles combinaciones de estos factores” (Santiago, 2007, p.19). Con frecuencia se asocia en el contexto local el término de comunidad.

Mientras el emprendedor comunitario bajo el criterio de Sanchis & Melián (2009), es una persona que prioriza la lucha contra la exclusión mediante el desarrollo de proyectos empresariales en los que se unen la viabilidad técnica y financiera (negocio posible y rentable) con la utilidad al servicio de la inserción social laboral.

Dees et al. (1998) en Madrigal et al., (2014) menciona a tres clásicos del emprendedurismo para relacionar el emprendimiento social y comunitario, conceptualizándolo de la siguiente manera: “El Emprendimiento social, combina un énfasis en la disciplina y la rendición de cuentas con las nociones de reacción de valor de Say, de innovación y cambio de agentes de Schumpeter, la búsqueda de oportunidad de Drucler, el ingenio de Stevenson” (p.3)

Motivación para emprender

Estos emprendedores comunitarios están motivados a crear microempresas, algunas veces para aprovechar las oportunidades de negocio que se presentan, con el objetivo de incrementar sus ingresos y por una mayor independencia económica, en otros casos y de acuerdo al contexto que les rodea emprenden por necesidad, ya que no cuentan con un empleo que genere ingresos para solventar sus gastos. Sin embargo es más frecuente la presencia de emprendimientos comunitarios que obedecen principalmente a las aspiraciones de un individuo o de un grupo de comuneros, centradas en la búsqueda de soluciones a las necesidades de su localidad, convirtiéndose así en agentes de cambio en el sector social, sus acciones se concretan en:

l  La adopción de la misión de crear y mantener el valor social (no sólo valor privado),

l  Reconocer y perseguir sin descanso nuevas oportunidades para servir a esa misión,

l  Participar en un proceso de innovación continua, la adaptación y el aprendizaje,

l  Actuar con valentía sin estar limitado por los recursos, y

l  Exponer un elevado sentido de la responsabilidad ante la comunidad y los resultados que busca obtener de su gestión (Madrigal et al., 2014)

 

Para el caso de los emprendedores comunitarios, la razón de su accionar no se limita a la generación de beneficios individuales, por el contrario buscan satisfacer las necesidades de la comunidad, impulsando el desarrollo del tejido productivo y a su vez el desarrollo local. Las ganancias representan un indicador de creación de valor pero acompañadas del impacto social en la comunidad a la que pertenecen.

Características de los emprendedores comunitarios

Antes de abordar esta temática es necesario mencionar que existen tantas características como teorías de reconocidos estudiosos sobre el tema, sin embargo por la naturaleza del trabajo, se realiza una reflexión de la perspectiva económica del emprendimiento, bajo la concepción de Schumpeter, considerando la pertinencia de su teoría al desarrollo Local, tratado en esta investigación.

Siendo así, el emprendedor schumpeteriano, presenta las siguientes características: iniciativa, visión, imaginación., sobre todo el empresario innovador posee además la característica de liderazgo. En estricto rigor, es éste liderazgo de los emprendedores el que conduce a un proceso de innovación en la economía.

El modelo de emprendedor cuyas líneas fundamentales definió Schumpeter, se inserta dentro de una teoría global del desarrollo económico y constituye una primera mirada respecto de este tema.

 El emprendedor Comunitario, posee las características definidas anteriormente, pero con un grado elevado de sensibilidad hacia las necesidades sociales, las cuales intenta satisfacer, convirtiéndose en un agente de cambio social.

Bajo esta perspectiva, un emprendedor comunitario puede ser definido como un individuo que organiza a las personas para planificar e implantar iniciativas que redunden en un incremento del capital comunitario y el bienestar socio-económico de la comunidad.

Emprendimientos comunitarios

Estas iniciativas conocidas como emprendimientos comunitarios están organizadas de forma colectiva para la producción y venta de productos y servicios en el mercado. Es común que este tipo de pequeñas empresas, además de las metas de rendimientos financieros y competitividad (inherentes a las empresas tradicionales), pretenden mejorar las condiciones socio-económicas de las personas que la integran y la comunidad donde operan, mediante la creación de oportunidades económicas, ingresos y empleos y estrategias de reinversión comunitaria.

El rasgo sobresaliente que las caracteriza como empresas, es su organización para la producción y venta de productos y servicios en el mercado, lo cual implica que tendrán que ser igualmente competitivas y sostenibles financieramente que sus contrapartes en el sector empresarial tradicional (Santiago 2007, p.21).

Crompton y Bull (2005) señalan que estas empresas requieren de todas las habilidades de gerencia del sector de la pequeña y mediana empresa (PYMES). Sus líderes necesitan ser expertos en más de una función de la gerencia, ya que de su eficacia para definir y producir resultados deseados, dependerá el cumplimiento de su misión social y metas de desarrollo económico comunitario.

Conceptualizando, las empresas comunitarias son:

(…) manifestaciones empresariales generadoras de capital social que ejemplifican el concepto de empresariado social, definido por el reporte del Social Entrepreneurship Monitor, como cualquier actividad social de una empresa, la creación de una nueva empresa, el autoempleo o la extensión de una empresa social existente con metas sociales establecidas, la comunidad como su base y donde el beneficio que se obtiene se invierte en la actividad misma, la empresa misma o la comunidad (Harding, 2006).

 

A pesar de sus fines, algunos estudiosos conciben los emprendimientos comunitarias como economías de pobreza, que no satisfacen un crecimiento sostenido del tejido productivo local, sin embargo es necesario conocer las causas de este subdesarrollo, y para conocer su realidad se requiere partir del conocimiento de los procesos de gestión que se desarrollan dentro de las mismas y de la realidad del entorno al que se enfrentan.

El estudio sobre el emprendedor social, emprendimiento social o empresas sociales se enmarca, en la mayoría de los casos y en términos generales, dentro del ámbito de la economía social, más en particular, en la denominada: Nueva economía social o solidaria (Laville, 2000).

La razón de la sinergia con este modelo económico, parte del propósito para el cual fueron creados estos emprendimientos así como los principios y valores en los que se fundamentan, (…) se rigen por principios de solidaridad y equidad los cuales procuran encontrar un equilibrio entre el interés de sus miembros y el interés general, se gestionan democrática y participativamente, son autónomas en su gestión e independientes de los poderes públicos” (Fajardo, 2009, p.3).

Coraggio (2011) menciona que el objetivo de la economía solidaria es de llegar al Buen Vivir, donde se “Incluye asumir y disfrutar de conductas que son solidarias con las condiciones de buena vida de los otros, rechazando la indiferencia individualista que propician el utilitarismo posesivo estrecho, así como las tendencias a una diferenciación destructiva del otro, si es que no autodestructiva” (p.27)

Para los emprendimientos comunitarios los modelos y políticas que se desarrollan en el contexto, juegan un papel primordial. Es así que los organismos sociales y solidarios han contribuido en la generación de desarrollo local, ya que poseen una estrecha relación con el territorio en el que operan. Estas organizaciones se crean por un conjunto de emprendedores de un ámbito geográfico concreto, con el fin de mejorar su bienestar, actuando directamente sobre los factores que pueden afectarles (Mozas y Bernal, 2006, p.35), también fomentan directa o indirectamente la formación y el desarrollo de empleo, buscando y provocando efectos impulsores de cohesión social.

Los emprendimientos comunitarios bajo el marco de la economía social y solidaria, se identifican con un desarrollo dirigido hacia un interés común. Se consideran agentes de este desarrollo puesto que son generadoras de empleo, trabajan con personas de la comunidad, y así se genera un crecimiento empresarial, buscando mayor productividad, lo cual provoca a su vez que el bienestar de los habitantes se incremente redundando en el desarrollo del tejido productivo local.

El desarrollo económico comunitario se plantea como un enfoque estratégico para el desarrollo local, de acuerdo a los principios de autogestión y participación ciudadana, que constituye un campo cada vez mayor en la economía social. (Santiago, 2007).

Emprendimiento y desarrollo local

El Desarrollo local pretende aumentar las posibilidades de una sociedad, sobre la base de las potencialidades de los individuos, como precursores de ideas innovadoras que impulsan el incremento de la producción, el empleo, generando el crecimiento económico y social de las comunidades.

En este contexto Amartya Sen en Duarte y Ruiz (2009) menciona que el desarrollo local busca que los individuos de un territorio aumenten las posibilidades que poseen los sujetos de tener oportunidades de desarrollar procesos productivos, que les permitan generar su propio empleo y riqueza, consintiéndoles además mejorar su calidad de vida y proyectarse a futuro como generadores de valor agregado a todos los procesos que hacen parte del funcionamiento económico y social de la comunidad (p. 327)

Hoy la sociedad necesita acciones que permitan su transformación para mejorar las condiciones de vida, que incluyan propuestas en donde el Estado participe de las iniciativas comunitarias, con una cultura de emprendimiento que con energía impulse espacios de creación e innovación, materializados en oportunidades reales para las personas como protagonistas de las transformaciones y el mejoramiento de su contexto.

El emprendedor es un factor de desequilibrio que impulsa el desenvolvimiento económico y por ende influye en el desarrollo local. En el libro Teoría del desenvolvimiento económico, Schumpeter (1912) propende la idea de que el desenvolvimiento económico en un sistema constituye un proceso endógeno que se genera en condiciones de desequilibrio, y que la competencia se manifiesta a partir de un proceso de destrucción creativa bajo diferentes estructuras de mercado.

La destrucción creativa citada, es impulsada por los emprendedores que innovan y propician cambios en condiciones de desequilibrio.

Fue entonces que Schumpeter (1942) utilizó el término emprendedor para referirse a aquellos individuos que con su accionar causan inestabilidades en los mercados. Definiendo al emprendedor como una persona dinámica y fuera de lo común, que promueve nuevas combinaciones o innovaciones, expresándose de la siguiente manera en su libro “Capitalismo, Socialismo y Democracia”:

La función de los emprendedores es reformar o revolucionar el patrón de producción al explotar una invención, o más comúnmente, una posibilidad técnica no probada, para producir un nuevo producto o uno viejo de una nueva manera; o proveer de una nueva fuente de insumos o un material nuevo; o reorganizar una industria, etc.(Schumpeter, 1942)

 

A partir de lo expuesto por Schumpeter vale la pena reconocer que el emprendimiento es significativo para el desarrollo local, que se plantea como el beneficio que la sociedad recibe al afrontar de una forma más responsable y eficiente la satisfacción de las necesidades y la solución de los problemas con eficacia en las respuestas a las demandas de la comunidad, reconociendo al emprendedor como figura auténtica en la dinámica económica y por ende en el progreso permanente de una localidad.

En este marco todas las empresas, las nuevas y las responsables, viven inmersas en un “vendaval perenne de destrucción creativa” (Schumpeter, 1942:129)

Entonces el desarrollo económico comunitario es definido como una estrategia para el desarrollo de los recursos humanos y físicos de una zona geográfica, mediante la organización de los residentes para planificar e implantar iniciativas que redunden en un incremento del capital comunitario y el bienestar socio-económico de la comunidad (Vega, 2005)

 

Conclusiones

En lo que refiere a los estudios del emprendedor hasta el momento no existe un consenso, se ha revisado los criterios de varios autores, los cuales ubican los conceptos de emprendedor bajo diversas perspectivas, sin embargo sus puntos de vista convergen en el individuo que está impulsado por la necesidad de innovar y tomar riesgos hacia lo desconocido, es decir capaz de trabajar con un alto grado de incertidumbre.

En el caso del emprendedor comunitario se le asigna un valor agregado que es el sentido de innovación social, que hace que este tipo de emprendimientos resulten de clara utilidad para ayudar la compleja problemática socio–económica que viven muchos países, sobre todo los países menos desarrollados y que muchos gobiernos no logran resolver. 

Reflexionando a cerca del emprendimiento y el desarrollo local, a partir de la teoría de Schumpeter que planteó la existencia del desequilibrio dinámico, causado por el emprendedor, se puede mencionar que sin la existencia de emprendedores que lleven a cabo innovaciones, la tasa de crecimiento económico estaría limitada al crecimiento de los factores de la producción y se dificultaría la generación de dicho proceso. Es decir un mundo sin emprendedores es un mundo estático donde no tiene cabida el progreso económico.

Sin embargo siempre existirán emprendedores pues es una característica inherente a los seres humanos, pero para que la energía, la voluntad y la imaginación de los éstos impacten de forma efectiva en el crecimiento económico, se necesita de un entorno institucional adecuado. Es allí donde radica el éxito del emprendimiento que diferencia a las economías emergentes de las desarrolladas.

 

Referencias

1.        Bucardo, A., Saavedra, M. y Camarena, M. (2015). Hacia una comprensión de los conceptos de emprendedores y empresarios. Elsevier, Revista Suma Negocios 6(13) p: 98-107. Recuperado de https://ac.els-cdn.com/S2215910X15000154/1-s2.0-S2215910X15000154-main.pdf?_tid=b257b876-f8d7-44d9-8026-5e2f0b45426d&acdnat=1546840339_2db5ccc208abd5c062211d2d37b98511

2.        Cooper, A.C., Folta, T. & Woo, C. (1995). Entrepreneurial information search. Journal of Business Venturing, 10, 107-120.

3.        Coraggio, J. L. (s.f.). La economía popular y solidaria en el Ecuador. recuperado de http://coraggioeconomia.org/jlc/archivos%20para%20descargar/La_economia_popular_solidaria_en_el_Ecuador.pdf

4.        Crompton, H. & Bull, M. (2005). Business Practices in Social Enterprises. Ponencia presentada en la 28th Conferencia Nacional del Institute for SmallBusiness & Entrepreneurship.

5.        Dees, J., Kauffman Foundation, E. M. & Peter, M. (1998). The Meaning of “Social Entrepreneurship” El significado de emprendurismo social. Entrepreneur in Residence. Recuperado de: http://www.partnerships.org.au/library/the_meaning_of_social_entrepreneurship.htm

6.        Duarte, T. y Ruiz, M. (2009). Emprendimiento, una opción para el desarrollo. Revista Scientia Et Technica. 15 (43), 326-331. Recuperado de https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=84917310058

7.        Fajardo, G. (2009). La economía social en las leyes. Recuperado de http://www.ciriec-revistaeconomia.es/banco/6601_Fajardo.pdf

8.        Fonrouge, C. (2002). Entrepreneur/Manager: deux acteurs d`une mème pièce. Communication AIMS XI Conférence annuelle. En Actes des colloques de l`Associacion Internationale de Management Stratégique AIMS. Disponible en www.estrategie-aims.com/.

9.        Gama, S. (2004). Pedagogía activa del emprendimiento para el desarrollo económico local: el caso del colegio Juan Rulfo de USME, Bogotá. Tesis de Maestría en Planificación y Administración del Desarrollo Regional. Universidad de los Andes. Bogotá, Colombia.

10.    García del Junco, J., Álvarez, P., & Reyna, R. (2007). Características del emprendedor de éxito en la creación de pymes españolas. Estudios de Economía Aplicada, 25, 951-974.

11.    Gartner, W. (1985). A conceptual framework for describing the phenomena of venture creation. Academy of Management Review, 10 (4), 696-706.

12.    Harding, R. (2006). Social Entrepreneurship Monitor. Report. London Business Schoool. United Kingdom.

13.    Johnson, S., & Loveman, G. (1995). Starting over in Eastern Europe: Entrepreneurship and economic renewal. Boston: Harvard Business School Press.

14.    Laville, J. L. (2000). L’économie solidaire, une perspective internationale. París: Éditions Desclée de Brouwer.

15.    Madrigal, B., Arechavala, R. y Madrigal, R. (2014). El emprendedor social su impacto en la comunidad: La percepción del joven investigador. Recuperado de: http://www.alafec.unam.mx/docs/asambleas/xiv/ponencias/4.07.pdf

16.    Mintzberg, H., Ahlstrand, B. & Lampel, S. (1999). Safari a la estrategia. Argentina: Ediciones Granica.

17.    Mozas, A. Bernal, E. (2006). Desarrollo territorial y economía social. Recuperado de http://www.ciriec-revistaeconomia.es/banco/5504_Mozas_y_Bernal.pdf

18.    Rodríguez, A. (2009). Nuevas perspectivas para entender el emprendimiento empresarial. Revista pensamiento y gestión. 26, 94-119. Recuperado de http://rcientificas.uninorte.edu.co/index.php/pensamiento/article/viewFile/864/508

19.    Sanchis, J. y Melián, A. (2009). Emprendedurismo social y nueva economía social como mecanismos para la inserción sociolaboral. Recuperado de http://www.uv.es/motiva2/Ponencias%20Motiva2009/docs/51.pdf

20.    Schumpeter, J. (1912), Teoría del desenvolvimiento económic. traducción española, Fondo de Cultura Económica, México, 1944.

21.    Schumpeter, J. (1926/1934). The theory of economic development: an inquiry into profits, credit, interest and the business cycle (2.a ed.). Traducido del alemán por R. Opie. Cambridge, MA: Harvard University Press.

22.    Schumpeter, J. (1942). Capitalism, socialism and democracy, Nueva York, Harper, publicado en 1975.

23.    Santiago, V. (2007). Modelo de dinamización y cuadro integral de mando para las empresas comunitarias en Puerto Rico. Tesis de Maestría en Ciencias de la Ingeniería Industrial. Universidad de Puerto Rico. Recuperado de http://catedragc.mes.edu.cu/download/Tesis%20de%20Maestria/Ingeniera%20Industrial%20-%20Internacionales/VeraJudithSantiagoMart%C3%ADnez.pdf

24.    Vásquez, C. (2017). Educación para el emprendimiento en la Universidad. Estudios de la Gestión, 121-147. Recuperado de http://repositorio.uasb.edu.ec/bitstream/10644/5957/1/07-ES-Vasquez.pdf

25.    Vega, J. I. (2005). ¿Qué es desarrollo económico comunitario? Revista Filantropía para Transformar. Fundación Comunitaria de Puerto Rico. Volumen 1.  20-23

 

 References

1.        Bucardo, A., Saavedra, M. and Camarena, M. (2015). Towards an understanding of the concepts of entrepreneurs and entrepreneurs. Elsevier, Suma Negocios Magazine 6 (13) p: 98-107. Retrieved from https://ac.els-cdn.com/S2215910X15000154/1-s2.0-S2215910X15000154-main.pdf?_tid=b257b876-f8d7-44d9-8026-5e2f0b45426d&acdnat=154684022020_2db5d02020

2.        Cooper, A.C., Folta, T. & Woo, C. (1995). Entrepreneurial information search. Journal of Business Venturing, 10, 107-120.

3.        Coraggio, J. L. (s.f.). The popular and solidarity economy in Ecuador. retrieved from http://coraggioeconomia.org/jlc/archivos%20para%20descargar/La_economia_popular_solidaria_en_el_Ecuador.pdf

4.        Crompton, H. & Bull, M. (2005). Business Practices in Social Enterprises. Paper presented at the 28th National Conference of the Institute for SmallBusiness & Entrepreneurship.

5.        Dees, J., Kauffman Foundation, E. M. & Peter, M. (1998). The Meaning of "Social Entrepreneurship" The meaning of social entrepreneurship. Entrepreneur in Residence. Recovered from: http://www.partnerships.org.au/library/the_meaning_of_social_entrepreneurship.htm

6.        Duarte, T. and Ruiz, M. (2009). Entrepreneurship, an option for development. Scientia Et Technica Magazine. 15 (43), 326-331. Recovered from https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=84917310058

7.        Fajardo, G. (2009). The social economy in the laws. Recovered from http://www.ciriec-revistaeconomia.es/banco/6601_Fajardo.pdf

8.        Fonrouge, C. (2002). Entrepreneur / Manager: deux acteurs d`une mème pièce. Communication AIMS XI Conférence annuelle. In Actes des colloques of l`Associacion Internationale de Management Strategique AIMS. Available at www.estrategie-aims.com/.

9.        Gama, S. (2004). Active entrepreneurship pedagogy for local economic development: the case of the Juan Rulfo school of USME, Bogotá. Master's Thesis in Planning and Administration of Regional Development. University of the Andes. Bogota Colombia.

10.    García del Junco, J., Álvarez, P., & Reyna, R. (2007). Characteristics of the successful entrepreneur in the creation of Spanish SMEs. Studies in Applied Economics, 25, 951-974.

11.    Gartner, W. (1985). A conceptual framework for describing the phenomena of venture creation. Academy of Management Review, 10 (4), 696-706.

12.    Harding, R. (2006). Social Entrepreneurship Monitor. Report. London Business Schoool. United Kingdom.

13.    Johnson, S., & Loveman, G. (1995). Starting over in Eastern Europe: Entrepreneurship and economic renewal. Boston: Harvard Business School Press.

14.    Laville, J. L. (2000). L’économie solidaire, une perspective internationale. Paris: Éditions Desclée de Brouwer.

15.    Madrigal, B., Arechavala, R. and Madrigal, R. (2014). The social entrepreneur its impact on the community: The perception of the young researcher. Recovered from: http://www.alafec.unam.mx/docs/asambleas/xiv/ponencias/4.07.pdf

16.    Mintzberg, H., Ahlstrand, B. & Lampel, S. (1999). Safari to strategy. Argentina: Granica Editions.

17.    Mozas, A. Bernal, E. (2006). Territorial development and social economy. Recovered from http://www.ciriec-revistaeconomia.es/banco/5504_Mozas_y_Bernal.pdf

18.    Rodríguez, A. (2009). New perspectives to understand business entrepreneurship. Thought and management magazine. 26, 94-119. Recovered from http://rcientificas.uninorte.edu.co/index.php/pensamiento/article/viewFile/864/508

19.    Sanchis, J. and Melián, A. (2009). Social entrepreneurship and new social economy as mechanisms for social and labor integration. Recovered from http://www.uv.es/motiva2/Ponencias%20Motiva2009/docs/51.pdf

20.    Schumpeter, J. (1912), Theory of economic development. Spanish translation, Economic Culture Fund, Mexico, 1944.

21.    Schumpeter, J. (1926/1934). The theory of economic development: an inquiry into profits, credit, interest and the business cycle (2nd ed.). Translated from the German by R. Opie. Cambridge, MA: Harvard University Press.

22.    Schumpeter, J. (1942). Capitalism, socialism and democracy, New York, Harper, published in 1975.

23.    Santiago, V. (2007). Dynamization model and balanced scorecard for community businesses in Puerto Rico. Master's Thesis in Industrial Engineering Sciences. University of Puerto Rico. Recovered from http://catedragc.mes.edu.cu/download/Tesis%20de%20Maestria/Ingeniera%20Industrial%20-%20Internacionales/VeraJudithSantiagoMart%C3%ADnez.pdf

24.    Vásquez, C. (2017). Education for entrepreneurship at the University. Management Studies, 121-147. Recovered from http://repositorio.uasb.edu.ec/bitstream/10644/5957/1/07-ES-Vasquez.pdf

25.    Vega, J. I. (2005). What is community economic development? Philanthropy to Transform Magazine. Community Foundation of Puerto Rico. Volume 1. 20-23

 

Referências

1.        Bucardo, A., Saavedra, M. e Camarena, M. (2015). Para uma compreensão dos conceitos de empreendedores e empreendedores. Elsevier, Suma Negocios Magazine 6 (13) p: 98-107. Obtido em https://ac.els-cdn.com/S2215910X15000154/1-s2.0-S2215910X15000154-main.pdf?_tid=b257b876-f8d7-44d9-8026-5e2f0b45426d&acdnat=1546840320_2db5d02020 

2.        Cooper, A.C., Folta, T. & Woo, C. (1995). Pesquisa de informações empresariais. Journal of Business Venturing, 10, 107-120.

3.        Coraggio, J.L. (s.f.). A economia popular e solidária no Equador. recuperado de http://coraggioeconomia.org/jlc/archivos%20para%20descargar/La_economia_popular_solidaria_en_el_Ecuador.pdf

4.        Crompton, H. & Bull, M. (2005). Práticas de negócios em empresas sociais. Artigo apresentado na 28ª Conferência Nacional do Institute for SmallBusiness & Entrepreneurship.

5.        Dees, J., Fundação Kauffman, E.M. & Peter, M. (1998). O significado de "empreendedorismo social" O significado de empreendedorismo social. Empreendedor em Residência. Recuperado em: http://www.partnerships.org.au/library/the_meaning_of_social_entrepreneurship.htm

6.        Duarte, T. e Ruiz, M. (2009). Empreendedorismo, uma opção para o desenvolvimento. Revista Scientia Et Technica. 15 (43), 326-331. Recuperado de https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=84917310058

7.        Fajardo, G. (2009). A economia social nas leis. Recuperado de http://www.ciriec-revistaeconomia.es/banco/6601_Fajardo.pdf

8.        Fonrouge, C. (2002). Empreendedor /Gerente: deux acteurs d`une mème pièce. Comunicação AIMS XI Conférence annuelle. Em Actes des coloques da Associação Internacional de Gestão Estratégica AIMS. Disponível em www.estrategie-aims.com/

9.        Gama, S. (2004). Pedagogia ativa do empreendedorismo para o desenvolvimento econômico local: o caso da Escola Juan Rulfo da USME, Bogotá. Dissertação de Mestrado em Planejamento e Administração de Desenvolvimento Regional. Universidade dos Andes. Bogotá Colômbia.

10.    García del Junco, J., Álvarez, P. e Reyna, R. (2007). Características do empreendedor de sucesso na criação de PME espanholas. Estudos em Economia Aplicada, 25, 951-974.

11.    Gartner, W. (1985). Uma estrutura conceitual para descrever os fenômenos da criação de empreendimentos. Academy of Management Review, 10 (4), 696-706.

12.    Harding, R. (2006). Monitor de Empreendedorismo Social. Relatório. London Business Schoool. Reino Unido.

13.    Johnson, S. & Loveman, G. (1995). Começando de novo na Europa Oriental: Empreendedorismo e renovação econômica. Boston: Harvard Business School Press.

14.    Laville, J.L. (2000). L'conomie solidaire, une perspective internationale. Paris: Edições Desclée de Brouwer.

15.    Madrigal, B., Arechavala, R. e Madrigal, R. (2014). O empreendedor social seu impacto na comunidade: a percepção do jovem pesquisador. Recuperado em: http://www.alafec.unam.mx/docs/asambleas/xiv/ponencias/4.07.pdf

16.    Mintzberg, H., Ahlstrand, B. & Lampel, S. (1999). Safari para estratégia. Argentina: Edições Granica.

17.    Mozas, A. Bernal, E. (2006). Desenvolvimento territorial e economia social. Recuperado de http://www.ciriec-revistaeconomia.es/banco/5504_Mozas_y_Bernal.pdf

18.    Rodríguez, A. (2009). Novas perspectivas para entender o empreendedorismo empresarial. Revista de pensamento e gestão. 26, 94-119. Recuperado de http://rcientificas.uninorte.edu.co/index.php/pensamiento/article/viewFile/864/508

19.    Sanchis, J. e Melián, A. (2009). Empreendedorismo social e nova economia social como mecanismos de integração social e trabalhista. Recuperado de http://www.uv.es/motiva2/Ponencias%20Motiva2009/docs/51.pdf

20.    Schumpeter, J. (1912), Teoria do desenvolvimento econômico. Tradução para o espanhol, Fundo de Cultura Econômica, México, 1944.

21.    Schumpeter, J. (1926/1934). A teoria do desenvolvimento econômico: uma investigação sobre lucros, crédito, juros e ciclo de negócios (2ª ed.). Traduzido do alemão por R. Opie. Cambridge, MA: Harvard University Press.

22.    Schumpeter, J. (1942). Capitalismo, socialismo e democracia, New York, Harper, publicado em 1975.

23.    Santiago, V. (2007). Modelo de dinamização e balanced scorecard para empresas comunitárias em Porto Rico. Dissertação de Mestrado em Ciências da Engenharia Industrial. Universidade de Porto Rico. Recuperado de http://catedragc.mes.edu.cu/download/Tesis%20de%20Maestria/Ingeniera%20Industrial%20-%20Internacionales/VeraJudithSantiagoMart%C3%ADnez.pdf

24.    Vásquez, C. (2017). Educação para o empreendedorismo na Universidade. Estudos de Gestão, 121-147. Recuperado de http://repositorio.uasb.edu.ec/bitstream/10644/5957/1/07-ES-Vasquez.pdf

25.    Vega, J. I. (2005). O que é desenvolvimento econômico comunitário? Filantropia para transformar a revista. Fundação Comunitária de Porto Rico. Volume 1. 20-23

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

©2020 por los autores.  Este artículo es de acceso abierto y distribuido según los términos y condiciones de la licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) (https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/).

Artículos similares

También puede {advancedSearchLink} para este artículo.

Artículos más leídos del mismo autor/a